viernes, 11 de septiembre de 2015

Rescatando princesas en apuros

Sobre alguna chica del Sympetrum striolatum.-

Cuando paseamos a la orilla de lagunas o corrientes de agua de suave discurso... nos solemos quedar enfrascados, observando esos tándems, donde dos pequeñas libélulas avanzan a escasos centímetros de la superficie del agua y en oscilaciones continuas el macho arroja a la hembra contra la superficie del liquido elemento, ocasionando en esta acción, pequeñas ondas circulares que recuerdan de alguna manera aquellos aros olímpicos que ensalzan o enturbian atletas.

Pues bien... En la naturaleza nada se hace porque sí, todo tiene un sentido y una razón de ser. En este caso esos pequeños golpeteos del abdomen de la hembra contra la superficie del agua, ocasiona que ésta disperse los huevos que porta para facilitar a las nuevas generaciones su desarrollo y distribución en ese entorno que la pareja ha elegido.

Peeeeero...

Si el macho portador no da la talla, ocasiona que su error tenga funestas consecuencias, a veces una hembra resabida, que nada espera de él, logra salvar la maniobra, su vida y posiblemente la de su prole...eso sí el agotamiento es desolador, llevar sola la puesta es un trabajo inmenso y a veces imposible... (ver anterior entrada sobre esta especie).

El caso es que si la doncella es jovencita suele confiar más en su pareja, por lo que cualquier percance puede ser dramático como podemos observar.


Si nos detenemos a estudiar la posición en la que se encuentra esta hembra, deducimos que seguramente en el golpeteo contra el agua, su portador la ha soltado cayendo de espaldas, con el abdomen sumergido y las alas empapadas, librarse del liquido elemento es prácticamente imposible.

El desenlace es ciertamente triste.


Siendo un naturalista de principios, mi intervención en esta historia sería la de simple espectador... 

Pero soy un desastre de naturalista, así que sin pensar en económicas filosofías, me adentro en el liquido elemento y rescato a una princesa que queda encantada de ser rescatada. (de ahí lo de princesa encantada).


Aprovechando que está agotada, húmeda y ciertamente congelada, la dejo en uno de los juncos de la orilla, así mientras se recupera le saco unas fotos..... PEEERO...

Aun quedan huevos sin dejar en el agua!!! ¿y ahora que hacemos?


No nos preocupemos, somos humanos, aportamos soluciones, discurrimos métodos... asi que... La posamos en un palito y volvemos con resignación a la laguna...


Acercamos el extremo del abdomen hasta que tome contacto con el agua...


Y avanzamos suavemente con el extremo del abdomen introducido en el líquido elemento.... levantamos el palito y lo volvemos a introducir dando ligerísimos golpeteos, cambiamos de sitio y repetimos la operación. 


Nuestra protagonista quedará ciertamente aliviada y agradecida... además de perder totalmente el miedo al extraño amiguete que se ha hecho.


Comprobado que el extremo corporal donde se procedía al almacenamiento de futuros vástagos se encuentra libre de cargas, la retiramos de la zona de puesta y la realojamos en un nuevo posadero... Pero no puede ser!!!.... esa mancha del ala????... pero chica!!, a ti te pasa de todo....


Opps!!!, me acabo de dar cuenta que bajo el ala posterior izquierda, tiene una herida por donde se produce una perdida importante de hemolinfa.

- ¿Que es la hemolinfa?

La hemolinfa es un líquido circulatorio característico de los invertebrados... como en nuestro caso la sangre... dependiendo del tipo de invertebrado del que se trate, tiene unas características concretas... en consecuencia, las transfusiones son ciertamente complicadas.


En este caso concreto, se aprecia que la perdida del liquido de la vida no es constante, así que la segregación parece haberse detenido y se encuentra en un periodo de endurecimiento... Naturalmente va a retrasar un tiempo la capacidad de remontar el vuelo, así que le buscaré un bonito posadero.


 Y...  jejeje.... se me ha ocurrido una maldad, estaba recordando que algún amiguete, maldecía con resignación la manía de estos dragoncitos en evitar su posado sobre grupos florales. Me tendría sana envidia... al ver esta escena donde nuestra protagonista no discute en ningún momento la percha que se le cede, (eso sí extremando cuidado, para que mantenga las alas inmóviles).



Los odonatos se guían por la vista, y en las flores se ocultan arañas, además de otros depredadores cuya cripsis, (capacidad de pasar inadvertido), alcanza la perfección. Por eso una vez tomado un posadero seguro, estos pequeños guerreros lo recuerdan y retornan a el en un rápido posado, si el soporte es nuevo, lo rodearán en vuelo y lo repasarán por arriba y por abajo antes de posarse. Así Cuando elijamos uno "bonito", nos obligaremos ha realizar un examen concienzudo del mismo... ante todo para no dar a nuestro huésped un susto o un problema del que no pueda defenderse.




LAS MANOS BIEN ALTAS Y QUE LAS VEA!!! 


JEJEJEJE... que monadaaaaa!!! ven cuchi cuchi... ... 


 AYYY!!! señor, señor, se me caen las lágrimas... en fin me voy, ya nos veremos por ahí...


Espero que al menos os haya entretenido la historia... un saludo desde donde nacen las nubes..


12 comentarios:

  1. Me ha parecido realmente genial todo. El rescate y todo lo que hiciste después para salvar la prole y a ella. Una gran obra para mi, yo tampoco me hubiera mantenido al margen, pero al no saber tanto como tu quizás no me habría dado cuenta ni lo de las huevas, ni lo de la herida.
    Enhorabuena por esta gran hazaña y por las bellísimas imágenes que la ilustran. Un abrazo. Namaste.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Mónica, si es fácil que pueda pasar desapercibido, ya he presenciado escenas similares y suele ser fatídico para la hembra, la puesta en solitario la llega a agotar de tal manera que acaba muriendo... una ayudita siempre se agradece.

      Eliminar
  2. Boas noites. Un placer leer la historia tan bien acompañada de fabulosas imágenes. Me alegro que la princesa saliese airosa de la fatal inmersión, suerte tuvo de encontrarse con un caballero que la rescatase y supiese que hacer en su ayuda. Yo tengo muy claro que a todo bicho que encuentre que esté en peligro de muerte intentaré salvarlo. Hace un par de días encontré hundido hasta la cabeza en las aguas de una balsa a un macho de Anax parthenope, no paraba de agitar sus alas y no era capaz de con sus potentes alas salir del infortunio. Le acerqué una caña que no dudó en agarrar con sus patas y lo saqué del agua. Lo dejé tranquilo en un posadero y le hice unas cuanta foticos hasta que recuperado de tanto susto voló libre de nuevo. Un cordial saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, estoy totalmente de acuerdo, tanto es que cuando aquí la peña encuentra una libélula en una tela, me miran nerviosos y la ocultan con el cuerpo, para que no se la desenganche.... jejeje, bueno cada uno tiene sus preferencias, que también es naturaleza.

      Eliminar
  3. Muy buena la historia y geniales las fotografías. Desde luego yo también soy partidario de los rescates (no será lo adecuado, pero a veces cuando hablo con amigos biólogos, me da la impresión de que siempre se quedan en el concepto de la especie y no ven el del individuo en cuestión), así que algunas Ischnuras han sido librada de telarañas, al fin y al cabo, ellas sólo tienen esa vida (y es bastante efímera).

    ResponderEliminar
  4. Tierna historia, mostrando grandeza de corazón, con bellas imágenes de este rescate. Princesa y "Príncipe-Caballero", que hace resucitar la sensibilidad que llevamos dentro. Gracias..., Santiago.

    ResponderEliminar
  5. Pues cómo te diría yo, es lo más bonito y simpático que he visto en muchísimo tiempo. Si fuera un vídeo en youtube tendría millones de visitas... ¡ah, no! que es un insecto y eso da muchísimo asco a estos seres superiores y sumamente inteligentes. Bueno, como yo no soy ni superior ni inteligente solo puedo decir que me ha encantado todo, desde la historia a las fotos (por cierto, lo ví primero en flickr). Tu blog es ciertamente excelente. Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias... lo tengo para desahogarme un poco, así de vez en cuando publico algo según ansias, un abrazo.

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...