sábado, 26 de octubre de 2013

Los reyes del bosque...


Aquí entre las brumas de Avalon, las hadas campan sin cesar en los bosques, mirando con curiosidad aquello que les es novedoso, o acercándose a aquellos seres cuyo canto melodioso es capaz de conquistarlas... porque todo el mundo sabe que a las hadas les encanta la música.

Son otros tiempos y la sofisticación se adueña del espíritu de las princesas... es importante saber escoger aquel maravilloso vestido con el que se sentirán encantadoras y nosotros los humanos corrientes y molientes, nos daremos cuenta en seguida como la magia las ilumina.




Ahora una cosa es cierta toda princesa que se precie debe estar rodeada de pajarillos del bosque, de bonitos colores y canto melodioso... así que habrá que buscarlos, y para ello colgaremos un cartel que ponga - Se necesitan los pajarillos más valientes del bosque para acompañar a maravillosa princesa en sus aventuras.



¡NO VOSOTROS NO SERVÍS!... he dicho amablemente pajarillos del BOSQUE!!!

Faltaría más!!!

Aclarado este tema nos pondremos a buscar... en el bosque... naturalmente... y bien pensado como la magia en las tierras de Avalon, se encuentra entre manzanos, pues cerca de los manzanos por si suena la flauta por casualidad, ya que la música atrae a los seres mágicos, pero como soy un músico terriblemente malo, me esconderé aquí en este rinconcito y miraré a ver si se acerca alguno.

Pues sí, ahí está... es un chico al que Linnaeus le puso nombre y lo denominó Fringilla coelebs, por una razón muy sencilla en invierno en el norte de Europa al macho se le ve en solitario pululando en torno a las viviendas a ver que pilla.... por aquí también y no es que la hembra no esté, es que no se deja ver tanto.


Sus lugares favoritos son las zonas de monte bajo, acercándose siempre a entornos habitados porque en este mundo todo puede ser aprovechable.

En estos lares se le suele llamar Pinzón Vulgar... si bien en el punto concreto en el que me encuentro es más conocido como "Pimpín", está claro que ni él partió al descubrimiento de América, ni tiene absolutamente nada de vulgar.

El macho Pinzón, es un pajarillo con un gran talento musical y virtudes escénicas,  su canto prolongado es sin duda un augurio de que la primavera ha llegado.... y con ella las lluvias haciendo bien cierto el refrán que reza:  "Hasta o coarenta de Maio non te quites o Saio".



Su intensidad cantarina y el ser capaz sostener ese canto continuo a través del tiempo, tiene siempre su premio. Ya que es oído en la lejanía por el encanto personificado en la dulzura con traje de suaves formas.


Obviamente esta pareja está formada y pronto construirán un precioso nido en un árbol de escasa altura, donde camuflados entre las hojas, intentarán que más encantadores seres nos entretengan con sus aventuras.


Seguimos buscando...pero quizá para ello tenga que rebuscar un poco, me acerco al bosque, a ver si aquí dentro entre los árboles veo algo... pues no, no veo absolutamente nada, sin embargo juraría que dos ojillos me están mirando... pues no... pero seguro que me miran intensamente.... ufff... que nervios.


Pues nada, no se que pasa pero nunca se ve nada... Quizá volviendo a la finca y cavando un poco pueda tranquilizar esta inquietud que me acongoja... ¿pero que ser invisible te puede vigilar en el bosque????

Quizá removiendo por aquí y por allá, esto de la tierra es duro, destroza la espalda de cualquiera, ufff... ya llevo un trozo pero... Creo que ya sé de quién son esos ojillos curiosos!!!. claro... del más valiente del bosque!!!



El Erithacus rubecula, es un pequeño pajarillo centroeuropeo curioso donde los haya... es un habitante fijo de los bosques donde la bruma tienta al cuerpo y donde notas como el frío te escala por la espalda, diga lo que se diga, es tan territorial como bello, lo suyo es suyo y lo tuyo, es suyo también... no hay mas que deciros que este pajarillo es el favorito de Thor (el dios del trueno, en la mitología escandinava).

Es insectívoro y obviamente le encanta escarbar en busca de gusanos colaborando en las labores de la tierra, para ello te vigilará de cerca y así como te vea con una azada al hombro (o algo que se le parezca, un trípode fotográfico por ejemplo), te seguirá escondiéndose entre los árboles a ver que se cuece contigo.

 Aquí le llamamos Petirrojo, lo cual es un hecho irrefutable, tanto como su curiosidad, en Irlanda se le denomina Robin, nombre que fue heredado por el famoso arquero inglés, el cual al igual que nuestro intrépido amigo buscaba refugio fundiéndose con la espesura del bosque.



 Cuando estamos hablando de seres que viven en zonas donde las brumas reinan, reiteramos que su alma no se puede despegar de la tierra en la que nacen, así intrépidos y valientes defenderán su territorio y se extenderán en busca de aventuras pero eso... como buen Celta estará en todas partes y volverá, porque su alma pertenece a un lugar mágico y la magia solo deja salir el cuerpo pero no el alma.

Todo ello viene a cuento, por que los ingleses como herederos de esta cultura, para evitar esa nostalgia inevitable que en mi tierra llamamos "morriña" intentaron con empeño introducirlo en el Norte de los Estados Unidos, e incluso donde todo ser vivo se convierte en plaga... me refiero al continente Australiano... pero no tuvieron éxito alguno... porque los humanos que viven entre las nubes cuando viajan dejan el alma en su tierra... pero para estos pequeños seres el alma y la vida es todo uno.


Naturalmente al tratarse de un ser de tierra de brumas, existen multitud de leyendas en torno a él , porque os puedo asegurar que es un amado de los Dioses... como sabréis es una costumbre Irlandesa y por lo tanto también Gallega, señalar la Navidad con una ramita de muérdago, ya que es una planta mágica  y cerca de la imagen del niño Jesús, un pajarillo, "Robin".... La historia comienza así:

Un día cuando nuestro inquieto amigo buscaba su comida en los alrededores de un iluminado establo, se encontró la puerta abierta...  

-¿Que habrá dentro? pensó.

Y poco a poco se fue acercado cautelosamente hasta el umbral, (hay que aclarar que de aquella nuestro curioso amigo era totalmente pardo), pues bien, asomó sus ojitos al interior y vio una pequeña cuna totalmente inmóvil. voló hasta ella y quedó prendado de la imagen de un niño dormido, como Robin es el protector de los sueños, se acercó a él con el ímpetu que le caracteriza, con el aleteo que produjo el niño Jesús abrió los ojos.

Sonriendo alzo la mano y en su movimiento le dio una suave caricia desde la barriga hasta la frente... por donde la mano tocaba al pájaro este se ruborizaba (porque es muy vergonzoso).

Y con ese rubor se quedo para siempre.


El resto de las católicas leyendas os toca buscarlas a vosotros.  Saludos desde donde nacen las nubes....

4 comentarios:

  1. Hola.. Muy interesante tu blog y con preciosas fotografías.. Ya te enlazo con el mío. Y por aquí me tienes de seguidora. Un cordial saludo..

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...